Visual Studio Code

Visual Studio Code, éramos pocos y parió la abuela

Los desarrolladores vivimos una época dorada. Esta de moda ser programador por muchos tópicos que todavía existan. En la actualidad todo el mundo quiere intentarlo y montar una statup tecnológica, o tener una página web o autoproclomarse Programador Freelance. Y esta moda, como no, deber venir acompañada de un conjunto de herramientas que añaden cierto hype al movimiento.

Existen un conjunto de toolkits, que todo el que pique código debería conocer y que parecen ser el santo grial de esos desarrolladores que se comportan como fans cuando se encuentran con otro desarrollador que no los utiliza.

Por supuesto las empresas tecnológicas son conscientes de todo este movimiento y no pueden dejar de sacar sus productos/herramientas para intentar enganchar a su miniejercito de fanboys que las defiendan a muerte.

La jugada esta clara, estas empresas liberan un producto muy bonito, que entre por los ojos, un eyecandy vamos, pero que de funcionalidades va un poquito pelado. A veces sucede que la comunidad es la que se encarga de extender las funcionalidades del producto.

Si ya teniamos una completa bateria de code editors y/o IDEs, llegó Microsoft y nos presentó en la Build de este año su aportación a la comunidad, un code editor totalmente gratuito y multiplataforma.

Los chicos de Redmond se encuentran en un punto de inflexión. Parece ser que se han dado cuenta que no pueden luchar contra el opensource y el código libre y han adoptado una actitud de liberación de software que no es nada típico en Microsoft. Si bien, ya anunciaron que, para los usuarios de andar por casa, su próximo Windows 10 será libre, de los desarrolladores tampoco se olvidan y nos han regalado Visual Studio Code.

Tarde, pero Microsoft ha observado que gran parte de los desarrolladores nos movemos en entornos Linux y con este code editor intenta engancharnos.

Así luce Visual Studio Code

Así luce Visual Studio Code

Siendo pronto aún para saber por donde irán los tiros, parece que Visual Studio Code intenta competir con Sublime Text en el reinado de los notepad con esteroides, pero a diferencia de Sublime Text y por lo que he podido probar Visual Studio Code, éstos estan a años luz de la competición.

Una vez que te descargas e instalas Visual Studio Code te encuentras con un software que misteriosamente se parece mucho a otros editores pero con la diferencia de que con este tenemos cuatro botones gordos que no teniamos en otros.

Estos botones añaden el valor añadido que a otros les falta y una de las cosas que me han gustado es la integración con GIT. Desde el tercer botón del sidebar podemos acceder a nuestro repositorio y jugar con las ramas, commits y pull request. Pero, ¿porqué GIT chicos? ¿Dónde esta vuestro Subversion?

Y que hablar del cuarto botón. Visual Studio Code nos presenta una consola de depuración que a pesar de la buena intención dudo que se acerque al poder que tienen las consolas de otros IDEs como la de PHPStorm, Eclipse o incluso la de su propio producto madre.

Siguiendo la estela de Sublime Text, las opciones de configuración del code editor son iguales. Un puñado de ficheros json con el que poder afinar el programa a nuestro gusto ya que parece ser que los desarrolladores tenemos que hacerlo todo picando. Cierto es que se echa de menos una ventana gráfica de configuración.

Cómo no, poder dividir el editor en dos pestañas para ser el doble de productivos, o comparar archivos, programar a pantalla completa o la posibilidad de cambiar el tema del editor son las funcionalidades que los iluminados deben de creer que es lo que necesitamos los programadores y esto es contradictorio porque este programa para programar lo han programado programadores que programan… que jaleo.

En fin, que sin querer parecer un desagradecido, creo que Microsoft se ha columpiado al liberar Visual Studio Code que sin aportar gran cosa a la comunidad, parece preocuparse más en mantener un trozo de pastel que va menguando que en darnos un regalo a la altura de lo que necesitamos y personalmente, soy de la opinión que los desarrolladores que trabajen con code editors como Sublime Text o Adobe Brackets jamás van a cambiarse a este nuevo producto, por muy bonito y atractivo que pueda ser. Yo desde luego no.

¡Hasta que volvamos a olernos!

Gorka Muñoz Andrés

Me llamo Gorka Muñoz y soy un desarrollador melómano. Combino a la perfección la búsqueda de nuevos grupos con la pasión por la tecnología. Desde chiquitito me ha gustado la programación, ahora que soy mayor estoy metido en el mundo del SEO sin olvidarme del /Dev.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *